GUIA PARA PADRES EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Nuestra compañera de equipo María del Carmen Álvarez, psicóloga de profesión, ha preparado la siguiente guía que servirá de ayuda a todos los padres de niños con edades comprendidas entre los 4 y 10 años para que puedan entender y afrontar la actual situación.

Estas pautas están adaptadas para niños y niñas de 4 a 10 años, ya que en edades más tempranas la idea es más abstracta y requiere de una explicación más sencilla. Es a partir de los 10 años cuando entienden conceptos más complejos, sin requerir realizar adaptaciones tan concretas como en esta etapa evolutiva.

Tenemos que tomar en cuenta la incertidumbre en cuanto a la evolución del brote en España, además cada día nos enfrentamos a una nueva situación, por lo cual tenemos que ir actualizando la información que traslademos. Es muy importante que le demos la importancia que merece a la prevención de la transmisión del virus y las medidas de higiene, reduciendo también situaciones de alarma que afecten a los menores.

Estas pautas podrán irse adaptando, según las recomendaciones concretas indicadas por las autoridades competentes en cada situación y región.

 

  1. ¿Cómo explicárselo a niños y niñas?

Los niños no son pequeños adultos, cuentan con una serie de características psicológicas, evolutivas y emocionales que es muy importante que conozcamos los adultos, para comprenderles, y que a su vez ellos puedan entendernos también a nosotros, dándoles información sencilla y adecuada para su edad.

 A – INFORMAR

  1. Dirigirnos a fuentes oficiales y buscar información contrastada por expertos: Ministerio de Sanidad, Colegios Profesionales Sanitarios, Organismos Oficiales, OMS, etc.
  2. Explicarles todas las dudas que puedan tener, de manera sencilla, de esta manera les generamos calma y seguridad.

¿QUÉ EXPLICARLES SOBRE EL CORONAVIRUS?

  • Hablar con los peques, antes de que ellos pregunten para hablarlo.
  • Cuidar que la información no sea errónea o que los confunda más.
  • Ser honestos, nunca mentirles, explicarles de que se trata de un virus peligroso porque se contagia con facilidad, y por lo tanto debemos cuidarnos de él.
  • Informar sobre los síntomas más frecuentes: fiebre, tos y sensación de falta de aire. (siempre en un vocabulario adecuado para la edad).
  • Informar que la mayoría de los casos se recuperan (80%), pero los mayores son los que más deben cuidarse de este virus.
  • Brindarles seguridad y confianza, diciéndoles de que hay muchos profesionales sanitarios trabajando en curarnos de la enfermedad.

B – EXPLICAR

¿CÓMO EXPLICÁRSELO A NIÑOS Y NIÑAS?

  • No pasar por alto sus miedos o dudas.
  • Decirlo en un lenguaje propio a su edad y a sus conocimientos.
  • Tener claro que si no se lo explicamos bien buscarán argumentos fantasiosos para compensar la falta de información.
  • Buscar espacio para hablar del tema, pero sin saturarles con demasiada información. Hablarles lo más natural posible, para que no sea un tema tabú.
  • Crear espacios con los peques para la comunicación, en los cuales se sientan seguros y tranquilos donde ellos quieran hablar, escuchar y preguntar.
  • Tratar de no mencionar las personas que están muy enfermas o han fallecido, esto podría generarles mucha ansiedad y angustia.
  • Ser sinceros y darles explicaciones cortas y sencillas, respondiendo a sus dudas o miedos que puedan presentar.
  • Siempre transmitirles que pueden contarnos sus dudas y confiar en nosotros. Debemos de ser sinceros, si no sabemos algo, buscaremos respuestas juntos.

En estas edades, los dibujos o representaciones gráficas sencillas son muy útiles y a los niños les encanta, explicar cómo se produce el contagio (por ejemplo, que nació en China, que le gusta mucho viajar, y que de momento, Italia y España son dos países que le gustan mucho)

C PROTEGER

EXCELENTE MOMENTO PARA TRANSMITIRLES MEDIDAS DE HIGIENE!!

Debemos seguir las indicaciones y pautas de prevención que determinen las autoridades sanitarias.

BRINDARLES HERRAMIENTAS A TRAVES DE LOS JUEGOS, PARA QUE LOS PEQUES SE EMPODEREN

Lavarse las manos con jabón “mientras inventamos una canción sobre el virus, decimos una tabla de multiplicar o contamos de 20 hasta 0 al revés”, frotando con fuerza, en la superficie y los lados.

Al toser o estornudar cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable que tiramos a la basura “como si fuera una llave mágica de kárate para protegernos frente a los virus malos”.

Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca “como un juego en el que pierde un punto quien lo haga”.

Explicarle que el contacto físico con los amiguitos u otras personas, aunque apetezca mucho jugar o tocar, no deben hacerlo. Contarles que será solo por un tiempo corto, y pronto podrán volver a abrazar o tocar a sus amiguitos.

Decirles que siempre pueden contar con un adulto si se sienten malitos o si hay algo que les inquiete o que les agobie.

Tener cuidado en cómo nos relacionamos con otras personas, controlando las conductas de rechazo o discriminación. Nuestro miedo o ansiedad puede hacer tengamos conductas que pueden percibirse como discriminativas, hacia ciertas personas. Ellos siempre nos están observando, aunque algunas veces no nos demos cuenta, somos su modelo de lo bueno y de lo malo, por lo tanto debemos de darles un ejemplo de medidas preventivas de higiene y salud y de calma.

  1. Recomendaciones para padres

Aplicar las recomendaciones anteriores y las siguientes:

  • Es muy importante mantener la calma, y aprender a manejar el estrés.
  • Estar pendientes de nuestras conversaciones con otros adultos, o lo que pueden escuchar de otros adultos, los peques nos escuchan y perciben nuestros miedos.
  • Tratar de controlarse en la medida que sea posible, y no estimular al miedo. Buscar pruebas de realidad, la mayoría de las personas se están curando.
  • Filtrar la información que pueda ocasionarles agobio e intranquilidad, porque los peques pueden interpretar mal la información. En algunos casos tomar en cuenta que la información en las redes sociales suele ser superficial, incompleta o errónea.
  • Evitar que naveguen solos por internet buscando información no adecuada sobre el Covid-19.

Brindarles seguridad sobre el estado de salud de los adultos de su entorno, como por ejemplo los abuelos, informarles que saben protegerse y cuidarse. Si suelen ver a otros familiares con frecuencia y debido al virus han disminuido las visitas promover contactos virtuales.

  1. Si no van al colegio

Durante el período de tiempo que los peques estén sin acudir al cole o a actividades extraescolares u otras actividades, es importante organizarse con antelación e informarles sobre ello.

Algunas recomendaciones:

  • Mantener los horarios y hábitos familiares habituales, evitando que esta situación altere el orden, estructura y seguridad que dan las rutinas.
  • Promover tiempo para el juego libre, deporte, movimiento corporal, incluso dejar tiempo para el aburrimiento.
  • Procurar un hábito de horarios, tareas y responsabilidades en base a su edad, dedicando un tiempo diario a la lectura, tareas o estimulación intelectual.
  • Diferenciar entre los horarios y rutinas de un día entre semana de los del fin de semana.
  • Buscar la mejor forma de conciliar la vida laboral y familiar organizando los horarios con el otro progenitor, familiares, u otros apoyos, si los hubiera.
  • Aprovechar esta situación para pasar más tiempo de disfrute y ocio en familia, algo tan necesario y escaso habitualmente.

ESTAR MUY PENDIENTES

  • De no saturar a los peques de actividades, hay que tener cuidado de que esto no les genere más estrés, ya que aunque no es nuestra intención, a ellos todo lo que estamos viviendo y aunque a veces no lo expresen de una manera obvia, se pueden sentir estresados, irritados y sentir miedo. Ahora más que nunca, hay que tratar de mantener un equilibrio entre el aprendizaje y el ocio, de esta manera estamos cuidando la salud mental y emocional de nuestros peques.

Abril, 2020

María del Carmen Álvarez
Consultora Inmobiliaria
Psicóloga